África. En una ciudad de Kenia un hombre de 45 años se ha convertido en un héroe de su pueblo al construir con sus propias manos una carretera de un kilómetro de largo, para conectar su pueblo con un centro comercial de Kaganda y la iglesia.

Nicolás Muchami, es el responsable de la construcción y tomó la decisión  debido a que el gobierno no respondió a la petición de la construcción que los vecinos del pueblo han exigido.

“En repetidas ocasiones me he dirigido a la administración local para que construyeran el camino, pero fue en vano, pero fue en vano por eso decidió construirla por el bien de los vecinos”, expresó  Muchami.

Muchami tardó seis días en construir la carretera desde las seis de la mañana hasta la seis de la tarde, sacrificando su tiempo libre.