imageLas empresas de transporte interurbano Los Norteños y Kamaldi, que viajan hacia el norte de Honduras, cerraron este jueves sus oficinas, debido al asedio de los pandilleros, que los mantienen en zozobra por el cobro de la extorsión.

Los usuarios de la empresa Los Norteños, que viaja hacia San Pedro Sula, en el departamento de Cortés, se sorprendieron esta mañana al encontrar las oficinas cerradas, sin previo aviso.

Los Norteños tienen sus oficinas en el barrio La Concepción, en Comayagüela, una zona de influencia de diversas maras, que se dedican a extorsionar al sector transporte.

Los desconcertados usuarios tuvieron que deambular con sus maletas buscando otra empresa en la que cual poder viajar, con el riesgo de ser asaltados en el camino.

La flota de 36 buses fue paralizada, debido a que el pasado miércoles un grupo de hombres armados ingresó a las instalaciones de la empresa Norteños para llevarse el dinero de caja y de los pasajeros que esperaban abordar una unidad.

Asimismo la empresa de transporte interurbano, Kamaldi, que realiza viajes hacia El Progreso, Tela y La Ceiba, cerró operaciones también porque sus ejecutivos no soportan el cobro de extorsión.

En los últimos meses se ha reportado la muerte de tres conductores en la zona, lo que ha generado más temor en los trabajadores del transporte.

Los Norteños y Kamaldi se suman a la empresa de transportes Cristina, que anunció esta semana el cierre temporal, luego de la muerte de uno de sus conductores y a que cada vez aumentaban la renta que debían pagar a los pandilleros.