Científicos descubren misteriosas estructuras en los interiores de la Tierra

Científicos descubren misteriosas estructuras en los interiores de la Tierra

Las enormes anomalías fueron detectadas en Hawai y las Islas Marquesas y nadie sabe exactamente cómo se formaron

Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 12-06-2020.2:04 pm.

Un grupo de científicos ha descubierto enormes estructuras hechas de material denso que ocupa el límite entre el núcleo externo líquido de la Tierra y el manto inferior, una zona de aproximadamente  unos 3,000 kilómetros.

El estudio fue publicado el jueves en la revista Science, y los investigadores utilizaron un algoritmo de aprendizaje automático que se desarrollo originalmente para analizar galaxias distantes para investigar el misterioso que ocurre en las profundidades del planeta Tierra.

Una de estas enormes anomalías fue identificada en las profundidades de las Islas Marquesas. Nunca antes habían sido detectadas. Otra fue identificada bajo Hawai y se determinó que es de las más grandes.

El grupo de investigadores es dirigido por el sismólogo y becario postdoctoral de la Universidad de Maryland, Doyeon Kim, ha recopilado los cientos de terremotos que ocurrieron entre 1990 y 2018 en un algoritmo llamado Sequencer, el cual permitió que se analizaran 7,000 mediciones de terremotos, cada uno con una magnitud de al menos 6.5, que sacudieron el mundo subterráneo bajo el Océano Pacífico.

“Este estudio es muy especial porque, por primera vez, podemos ver sistemáticamente un conjunto de datos tan grande que en realidad cubre más o menos toda la cuenca del Pacífico”, dijo Kim. Este estudio presenta una rara oportunidad de “reunir todo y tratar de explicarlo en un contexto global”, indicó.

Los terremotos crean ondas sísmicas que viajan a través del interior de la Tierra, donde se dispersan y distorsionan por estructuras profundas dentro de nuestro planeta. Estos patrones distorsionados se capturan en sismogramas, que son registros de la actividad de las olas dentro de la Tierra.

Cuando las ondas de corte golpean estas estructuras, producen un tipo de firma similar a un eco conocida como “postcursor”. Estos ecos indican la presencia de anomalías en el interior de la Tierra llamadas zonas de ultra baja velocidad (ULVZ), que son parches densos en el límite núcleo-manto.

Nadie sabe exactamente cómo se forman las ULVZ o de qué están hechas, pero está claro que tienen diámetros de aproximadamente cien kilómetros y que son lo suficientemente densas como para ralentizar las olas que las atraviesan.