CHINA. El Instituto Instituto de Investigación Aeroespaciales de Ciencia, Tecnología y Sistemas Microelectrónica de Chengdu,  ha diseñado un plan para lanzar su propia luna artificial que será ocho veces mayor a la Luna real que pondrá suplantar la iluminación de las calles que brillara más que el satélite natural.

El diseño se lanzara para el año 2020 dijo el presidente de la asociación científica Tian Fu Wu Chinfeng del Instituto de Investigación Aeroespaciales de Ciencia, Tecnología y Sistemas Microelectrónica de Chengdu.

Se espera que la luna pueda alumbrar un área desde 10 a 80 kilómetros de diámetro, pero su rango de iluminación podrá ser controlado en decenas de metros esto permitirá reemplazar las farolas en las calles.

Kang Weimin, director del Instituto de Ópticas de la Escuela Aeroespacial del Instituto Tecnología de Harbin, tras algunas dudas por los efectos negativos que podría tener el proyecto, explicó que la luz artificial será parecida al resplandor del atardecer y esta no afectará de ninguna manera a los animales.

El proyecto, surgió como una idea de un artista francés, quien hace varios años imagino colgar una hilera de espejos sobre la tierra para reflejar la luz del Sol e iluminar las calles de Paris durante todo el año.

Después de pasar las pruebas tecnológicas, el proyecto de la luna artificial  ya está suficientemente desarrollado para su lanzamiento.