China le dará a El Salvador 150 millones de dólares para impulsar el desarrollo de proyectos sociales y tecnológicos, dijo Salvador Sánchez Cerén, presidente del país centroamericano. Esta declaración muestra qué tan profundos son los lazos diplomáticos que preocupan a Estados Unidos.

Sánchez Cerén regresó de su primer viaje a China desde que los países establecieron relaciones diplomáticas en agosto. Cerén informó a medios locales que se reunió con el presidente chino Xi Jinping y acordaron realizar 13 proyectos conjuntos, sin brindar más detalles.

La donación marca la última táctica de China para hacer incursiones en América. A principios de este año, República Dominicana y Panamá cortaron relaciones diplomáticas con Taiwán en favor de China, El Salvador siguió esos pasos. Después de esto, Estados Unidos retiró rapidamente a sus embajadores en la región, dejando ver su ira y preocupación por los lazos establecidos con el gigante asiático.

“Esta reunión histórica entre los gobiernos de la República Popular China y la República de El Salvador ha producido excelentes resultados”, dijo Cerén. “Esto confirma que el establecimiento de relaciones diplomáticas con China es la decisión más importante de mi gobierno en política exterior”.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, dijo que ambos países acordaron una serie de proyectos de cooperación. Estos incluyen infraestructura y educación, cuando los dos presidentes se reunieron en China la semana pasada.

“La cooperación amistosa entre China y El Salvador se está desarrollando sin problemas y rápidamente”, dijo Hua en una conferencia de prensa diaria. “China está dispuesta a proporcionar lo que pueda para el desarrollo económico y social de El Salvador. La ayuda relevante se centrará en las necesidades acuciantes de la gente para el bienestar en El Salvador “, agregó.

La fecha en que se recibirán los fondos no se ha fijado, dijo un portavoz del gobierno salvadoreño.

China también donará tres mil toneladas de arroz para ayudar a los salvadoreños que se están recuperando de una sequía en julio e inundaciones en octubre, dijo Sánchez Cerén.

La Casa Blanca advirtió en agosto que China estaba atrayendo a los países con incentivos que “facilitan la dependencia económica y la dominación, no la asociación”.

El gobierno autónomo de Taiwan tiene relaciones formales con un número cada vez menor de países, casi todos ellos naciones pequeñas y menos desarrolladas en América Central y el Pacífico.

Las reacciones no se han hecho esperar y el candidato a la presidencia, Nayib Bukele, publicó en su Twitter que China intenta inmiscuirse en el proceso electoral.

Bukele además mencionó que no solo se intrometen en política interna, sino que también se aprovechan de la voluntad del pueblo salvadoreño.

Incluso, mencionó

Bukele afirmó que serán revisados los términos de la relación diplomática entre las dos naciones.

Finalizó diciendo que el momento en el que se realiza esto, solo indica que buscan ayudar una campaña política.