El régimen orlandista, a través de Casa Presidencial, emitió un comunicado en el cual nuevamente atacan y culpan al expresidente Manuel Zelaya Rosales de acciones relacionadas con el Partido Nacional.

En el documento, la dictadura adjuntó las declaraciones de Antonio Hernández cuando hace alusión al gobierno de Zelaya, en su intento de desvincularse de nexos con supuestos narcotraficantes.

“Las declaraciones demuestran una vez más lo que ha sido de pleno conocimiento: la postura implacable del Presidente de la República (Juan Orlando Hernández) en la lucha contra el crimen organizado”, cita el primer párrafo del escrito.

El comunicado de prensa consta de tres numerales y algunos extractos  del “documento divulgado”, exactamente cuando el hermano de Juan Orlando Hernández asegura que hubo un intento de sobornarlo para ayudar a traficar cocaína.

No es la primera vez que la dictadura  intenta responsabilizar al exmandatario por asuntos relacionados directamente al partido oficialista.

Un ejemplo, es la acusación del gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, Jesús Mejía, dejando entrever que los comandos insurreccionales, anunciados por Zelaya, estaban detrás de los apagones en La Ceiba.

ACEPTÓ REGALOS DE NARCOS

Durante el interrogatorio, Tony Hernández aceptó haber recibido regalos costosos de importantes narcotraficantes, presos en los Estados Unidos (EEUU).

Negó que sea un narcotraficante a gran escala, como lo considera la Fiscalía y la DEA por la enorme cantidad de droga que se presume traficó.

El también exdiputado nacionalista al conocer los cargos que se le imputan le dijo a los agentes que su vida se destruyó, haciendo alusión a la cantidad de años que purgaría en una cárcel estadounidense.