JOHGran expectativa hubo esta mañana en Casa Presidencial. La razón era la sentencia contra el periodista David Romero.

Desde tempranas horas de la mañana el presidente Hernández y su equipo muy cercano siguieron muy de cerca la última audiencia del periodista Romero. Llamadas y mensajes entre las sedes del ejecutivo y judicial eran las constantes.

Fuentes cercanas informaron que el Poder Ejecutivo ya estaba enterado de la sentencia con antelación y estaban satisfechos con la misma. Risas y aplausos de satisfacción fue lo que mas se vio entre los presentes por la sentencia contra el periodista que divulgo los cheques con fondos del IHSS a favor de la campaña del Partido Nacional.

La sentencia contra Romero también es un acto de represalia por la acción de hacer publico los cheques del IHSS, lo que ocasionó la indignación y la mayor movilización de hondureños pidiendo la renuncia del presidente Hernández.