Carta de Jaime Rosenthal a Diario La Prensa

151014140508_jaime_rosenthal_honduras_640x360_afp_nocredit

Tegucigalpa.- El presidente del Grupo Continental hondureño, Jaime Rosenthal, acusado por EE.UU. de lavado de dinero ligado al narcotráfico, junto a un hijo y un sobrino suyos, lo mismo que a su corporación empresarial, reiteró hoy que nunca se han dedicado a esos actos ilícitos ni violado la ley.

“Dios mediante lograremos aclarar que nosotros hemos sido inversionistas y promotores del desarrollo del país, nunca lavadores de activos y tampoco violadores de la ley, pero las operaciones que hacíamos de obtener recursos para invertirlos en Honduras eran y son legales”, indicó Rosenthal en una carta al diario local La Prensa.

El rotativo indicó que la carta es en relación a un informe de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) que indica que hasta junio de 2012 Inversiones Continental Panamá había captado unos 899 millones de lempiras (unos 40 millones de dólares) con la venta de acciones.

A continuación la carta íntegra enviada por el empresario Jaime Rosenthal Oliva:

San Pedro Sula, Cortés
09 de Noviembre del 2015
Licenciada
María Antonia Martínez de Fuentes
Directora Ejecutiva
Diario La Prensa
Tegucigalpa, M. D. C.

Estimada Lic. Martínez de Fuentes:

Me refiero a sus publicaciones del día de hoy 09 de Noviembre del 2015, página 6 y página 8 en relación a la fuente de recursos que Grupo Continental usaba para realizar inversiones en el país.

Debo aclarar que lo que está prohibido es intermediar fondos, en otras palabras, recibir depósitos para prestárselos a otra persona, que es lo que hacen exclusivamente los bancos. La Constitución de la República permite a las empresas obtener fondos para invertir en cualquier fuente y el Gobierno lo promueve.

Los préstamos que dan los bancos en Honduras son a muy corto plazo y a altos intereses, los fondos que obtenía Inversiones Continental, S. A. para realizar inversiones en Honduras eran más baratos y a plazos muy largos y esto le permitía al Grupo Continental hacer inversiones en actividades altamente productivas que otros empresarios no hacían.

Debemos recordar que en Honduras no existe un mercado de valores y la única fuente de recursos para invertir son los préstamos bancarios, esta es una de las razones de la pobreza y de la falta de inversión que hay en el país.
Espero que la publicación de ustedes le de luces a los acusadores, que pueda ayudar a establecer el origen de nuestros recursos.

No hay duda que las inversiones que hacíamos son patrimonio de nuestros accionistas y de la Familia Rosenthal, Inversiones Continental tiene muchos accionistas adicionales a la Familia Rosenthal, los cuales han tenido confianza en nosotros en el manejo de sus fondos y creo que lo hemos hecho bastante bien.

Debemos recordar que las inversiones productivas que nosotros realizamos en siembra de árboles, siembra de cacao, la Fundación Biológica Educacional Jaime Rosenthal Hidalgo y la creación del mejor hato ganadero existente en el país, son patrimonio de Honduras y no únicamente de Inversiones Continental y de la Familia Rosenthal.

Va a ser muy difícil que después de lo que nos ha pasado a nosotros, exista gente preparada a invertir fondos a largo plazo en actividades como las que nosotros realizábamos.

Por esta razón, en Honduras la mayor parte de las inversiones son en bienes raíces, en el comercio y en el consumo.
No hay confianza en el país para realizar inversiones a largo plazo en actividades realmente productivas, recordemos cuando Honduras era el productor más grande de bananos en el área.

Inversiones Continental hizo todo lo posible por ser un factor de desarrollo económico en el país y de creación de empleo, de promover confianza en Honduras y realizar inversiones productivas.

Hace poco tiempo teníamos varias inversiones importantes para los cuales habíamos conseguido socios extranjeros en una parte bien importante, normalmente los socios extranjeros llegan a los países donde consiguen socios locales que inviertan conjuntamente en actividades productivas.

Por esta razón sin ser los más ricos de Honduras, era el grupo que más aportaba el Producto Interno Bruto (PIB) y nuestras inversiones no eran un patrimonio exclusivamente de los accionistas como dije más atrás y era más bien un patrimonio de Honduras y de todos los hondureños y de la gran cantidad de gente que trabajaba en nuestras empresas.

Siempre hemos deseado lo mejor para Honduras y nuestros accionistas y nuestra familia ha sido factor de desarrollo, confianza y de inversión en el país. No hay duda que la función del banco era intermediar recursos, pero Banco Continental va a hacer mucha falta en el país, era de los muy pocos bancos que financiaban la producción y la vivienda de la gente de clase media y pobre, nuestro banco no se concentraba en tarjetas de crédito, que también son importantes, pero el país necesita producir.

Dios mediante lograremos aclarar que nosotros hemos sido inversionistas y promotores del desarrollo del país, nunca lavadores de activos y tampoco violadores de la ley, pero las operaciones que hacíamos de obtener recursos para invertirlos en Honduras eran y son legales. Inversiones Continental tenía activos de más de 12 veces lo que adeudaba a personas naturales, jurídicas u otros bancos del área centroamericana.

Dios nos dará la oportunidad para pagar todo lo que debemos, pues no es función del Grupo Continental o de la Familia Rosenthal tomar lo ajeno y lo que la gente invertía en nosotros estaba totalmente garantizado.

Lo que aquí digo lo pueden consultar ustedes con economistas o abogados mercantilistas, para que el país pueda desarrollarse, necesita fuentes de financiamiento a largo plazo.

Dios bendiga a Honduras y permita la sabiduría que los hondureños necesitamos para tomar las decisiones apropiadas que beneficien a las grandes mayorías hondureñas.

Atentamente,
Jaime Rosenthal Oliva