El expresidente de la República, Elías Antonio Saca: el exsecretario de la Juventud y expresidente de Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados, César Funes; y el exsecretario de Comunicaciones de la Presidencia, Julio Rank, fueron capturados anoche.

Preliminarmente se conoce que detenciones están relacionadas con el caso de enriquecimiento ilícito contra el exsecretario privado de la Presidencia de la administración Saca (2004-2009), Elmer Charlaix.

Esta semana trascendió que a nombre de Saca fueron librados más de US$15 millones que fueron trasladados a la cuenta de Charlaix, según informó el magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y miembro de la Sala de lo Constitucional, Sidney Blanco en una entrevista de TV.

La Sección de Probidad de la CSJ investigó siete cuentas a nombre de Charlaix y en algunas de ellas se evidencia que Saca depositaba dinero proveniente de la cuenta Institucional Subsidiaria del Tesoro Público de la Presidencia de la República y luego de estas cuentas hacían pagos para exfuncionarios, empresas y al partido ARENA.

Por otra parte, Rank y Funes fueron los personajes más favorecidos por los retiros de las cuentas. El primero de ellos cobró casi medio millón de dólares entre junio y noviembre de 2004; mientras que a Funes le fueron otorgados más de US$300,000.

Silvia Bonilla, representante legal de Saca, no quiso brindar declaraciones a los medios de comunicación, frente a la sede policial donde los exfuncionarios están detenidos.

La defensora dijo que a “los (detenidos les) han tratado bien”. “Están los tres ahí, están bien”, dijo fuera de las instalaciones de la División Antinarcóticos de la Policía, a dónde les han llevado colchonetas, ropa, agua, medicinas y comida.

Saca es el segundo exmandatario por el partido ARENA que es detenido por investigaciones por enriquecimiento ilícito. Previamente fue capturado Francisco Flores (1999-2004) quien falleció este año, pero dejó inconclusa una ivestigación por el destino de US$10 millones donados por Taiwán.

Sin embargo, los casos de Saca y Flores no son los únicos. También se desarrolla otra investigación contra Mauricio Funes, expresidente por el FMLN en el período 2009-2014 también por sospechas de enriquecimiento ilícito. Este año, tras arreciarse las pesquisas, Funes solicitó asilo en Nicaragua bajo el argumento de persecución política.

Vía: La Prensa Gráfica.