Canadá. El Parlamento canadiense ha informado sobre los planes que tiene para añadir a más de un millón de nuevos residentes de manera permanente en los próximos tres años.

En el 2017, Canadá dio la bienvenida a más de 286.000 residentes permanentes, y proyecta que ese número podría llegar a 350.000 en el 2019.

Para el 2020 aumentar el número a 360.000 y 370.000 en el 2021.

Muchos de los inmigrantes que gozan de ciudadanía permanente agradecen a Canadá. “Se ha convertido en el país fuerte y vibrante que todos disfrutamos”, dijo Ahmed Hussen, ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá.

Hussen, un inmigrante de Somalia, dijo que la llegada ayudaría a contrarrestar el envejecimiento de la población de Canadá y el descenso de la tasa de natalidad, a la vez que aumentaría su fuerza de trabajo

Este país está especialmente dedicado a ofrecer protección a los refugiados. En el 2017, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados reportó niveles sin precedentes de refugiados.

La inmigración es un tema clave para la economía canadiense dado que el inmigrante promedio en Canadá es joven, lo que ayuda a superar los retos del envejecimiento de la población, pues se prevé que la proporción por cada trabajador activo, sea de un jubilado para 2036, a diferencia del 2012, en la que por cada 4.2 trabajadores activos, existía 1 jubilado.

Para apoyar las iniciativas de reasentamiento, el Ministerio de Inmigración de Canadá ofrece 5,6 millones dólares.