La Cámara de Turismo (Canaturh) hizo un llamado a los organizadores de las protestas a no continuar con las acciones porque están afectando el turismo en Honduras, sin referirse a las políticas neoliberales del régimen orlandista.

Según el presidente de la institución, Epaminondas Marinakis, el sector se ha visto afectado en un 50 por ciento por las constantes tomas de carretera que impiden la libre circulación.

“Los hoteles desocupados, los congresos están canceladas, ferias, se paralizó por los problemas”, dijo el Marinakis.

Las movilizaciones en contra de Juan Orlando Hernández se han sostenido por más de un mes a nivel nacional, exigiendo su salida del poder.

La crisis en Honduras se intensificó cuando la administración orlandista intentó privatizar la educación y la salud pública.