Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil, siguió los pasos de Donald Trump, al informar la intención de trasladar la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén.

“Como se indicó durante la campaña, tenemos la intención de transferir la Embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén. Israel es un Estado soberano y lo respetamos”, expresó vía Twitter.

Dada la disputa histórica entre Israel y Palestina por Jerusalén, la mayoría de los países establecieron sus embajadas en la ciudad de Tel Aviv. Israel considera que Jerusalén es la capital eterna e indivisible del país. Pero los palestinos indican que esta zona es la capital de su futuro Estado. Esta problemática continúa a pesar de que Naciones Unidas no reconoce la soberanía israelí sobre Jerusalén.

Estados Unidos fue el primer país en trasladar la embajada, le siguió Guatemala, Honduras y Paraguay. Sin embargo, el presidente paraguayo, Mario Abdo, revirtió la decisión del gobierno de Horacio Cartes y la embajada será devuelta a Tel Aviv.