HONDURAS. Bartolo Fuentes, llegó la mañana de este viernes al aeropuerto de Toncontín de Tegucigalpa, donde lo esperaban varios medios de comunicación, tras ser detenido el pasado martes y luego expulsado de Guatemala.

Fuentes, fue recibido por algunos miembros del Partido Libertad y Refundación, entre ellos su coordinador, Manuel Zelaya Rosales, quién manifestó “venimos a solidarizarnos con el compañero Bartolo, él no ha cometido ningún delito. Hablé con el ministro de Seguridad y me confirmó que no tiene orden de captura”.

Bartolo Fuentes expresó que “La única manera de parar las caminatas es terminar con el hambre y la miseria que hay en Honduras, para eso hay que sacar a la pandilla que gobierna”, también agregó, “Seguiré apoyando a los migrantes, este gobierno es enemigo de los migrantes. Habemos personas sensibles que apoyaremos por siempre a los migrantes”.

“Si fuera un organizador, no lo negaría porque no es un delito. La gente va huyendo” concluyó Fuentes.

Una patrulla de la Policía Nacional Civil (PNC) junto a autoridades migratorias detuvieron a Bartolo Fuentes, por considerarlo líder de la caravana, cuando acompañaba a los miles de migrantes hondureños que huyen de Honduras en camino hacia Estados Unidos. Luego, fuer trasladado al departamento guatemalteco de Jutiapa y luego lo encarcelaron, posteriormente, fue expulsado del país.

Dunia Montoya, esposa de Bartolo Fuentes, expresó que Guatemala cometió “graves violaciones en su detención porque él solo incurrió en una falta administrativa, al no registrar el vehículo en el que viajaba al cruzar”.

Donald Trump, ha amenazado con retirar la cooperación financiera si la caravana de migrantes no se detiene, también expresó su intención de enviar tropas militares a la frontera sur para evitar la entrada de los migrantes hondureños.