La segunda caravana de migrantes hondureños saldrá con rumbo a Estados Unidos este sábado. Mas de 700 hondureños entre niños, jóvenes y adultos se aglomeraron en la gran terminal de San Pedro Sula para iniciar su trayectoria en busca del sueño americano.

Según los testimonios de las personas que iniciarán esta cruzada, se van por la falta de empleo en el país, corrupción y delincuencia. Laura, una de las personas que participará en la caravana dijo, “lo más difícil fue cuando hace unas semanas le metieron fuego a mi casa”.

Video desde el lugar donde los hondureños se aglutinaron para comenzar la caminata hacia Estados Unidos:

Kevin, un joven con apenas 15 años, manifestó que su familia es bien pobre y no hay oportunidad de trabajo en el país, y la mejor decisión es partir hacía Estados Unidos a buscar empleo.

“Yo sé que al llegar a EEUU voy a conseguir trabajo y así poder mandar dinero a mis familiares, esto es una decisión bien difícil pero valdrá la pena”, dijo.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, reveló en la cumbre de los países del Triangulo Norte, qué la cifra de hondureños que entran ilegalmente al territorio estadounidense se incrementó en un 61%.

“El número de personas de El Salvador que ha entrado a Estados Unidos de forma ilegal ha disminuido, pero el número de hondureños ha incremento en un 61%”, dijo el vicepresidente.

De la misma manera Mike Pence, les dijo a los presidentes del Triangulo Norte que le advirtieran a sus compatriotas que migrar a su país es un riesgo, y que si van a intentar cruzar ilegalmente mejor no lo deberían de hacer.

“Deben decirle a su gente, no ponga a sus familias en riesgo, al tomar el peligroso viaje al norte, para intentar ingresar ilegalmente a los Estados Unidos. La verdad que su mensaje probablemente se puede resumir, diciéndoles que, si no pueden venir legalmente a los Estados Unidos, no deberían hacerlo”, manifestó.

Sin embargo, el mismo gobierno de Estados Unidos se ha encargado de imponer al régimen de Juan Orlando Hernández en Honduras, siendo de los principales responsables de que las personas busquen escapar del país, debido a la falta de oportunidades y la inaguantable delincuencia.

La oposición en Honduras ha denunciado que el gobierno norteamericano a través de su encargada de negocios en Honduras, Heidi Fultón, se inmiscuyó en las elecciones de Noviembre del 2017, para imponer el régimen de Juan Orlando Hernández, que salió “electo” producto de un fraude electoral.