“Aunque a senadores de EE.UU. no les guste, militares seguirán en las calles”

TEGUCIGALPA. El asesor presidencial Ebal Díaz, dijo ayer jueves que no importa perder la ayuda de EE.UU. al referirse al proyecto de Ley Berta Cáceres sobre los Derechos Humanos en Honduras, impulsado en el congreso de Estados Unidos para limitar la ayuda al país.

El proyecto propone que la asistencia a Honduras solo pueda reanudarse una vez que el Departamento de Estado verifique que el gobierno hondureño ha sancionado a los responsables de los asesinatos de Berta Cáceres y de un sinnúmero de activistas en el Bajo Aguán.

El documento expone que la Policía hondureña está corrupta y pide que se sancione a los uniformados que han violado los derechos humanos y a todos aquellos que participaron en la muerte del general Arístides González y el experto en narcotráfico Alfredo Landaverde.

Al respecto, Ebal Díaz advirtió que los militares seguirán en la calle el tiempo que sea necesario pese al descontento de cinco legisladores de los Estados Unidos.

El funcionario Ebal Díaz indicó que “lamentamos la muerte que se han generado en el grupo de los Copines y el Gobierno hará todo lo necesario para aclarar y capturar a los responsables”.

“Desafortunadamente los asesinatos suceden en cualquier país del mundo, no es posible que cada quien traiga un policía a la par, pero tenemos que trabajar para que estas cosas no sucedan”, expresó.

Además manifestó que en todo parlamento hay juegos políticos, sin embargo hay que tratar de entender ese esquema. Al tiempo que comentó que “en materia de seguridad el país ha avanzado, pero no es posible que cada ciudadano traiga un policía a la par”.

Consultado sobre si el gobierno de Hernández no teme perder la ayuda, Ebal Díaz dijo que “no importa, los hondureños tenemos el deber de proteger al pueblo hondureño y si para eso los militares tienen que seguir en las calles van a seguir en las calles”, concluyó.

Fuente: Diario Tiempo