Aumentan a 20 los muertos por Dorian en Bahamas

Bahamas. El ministro de salud de las Bahamas Duane Sands dijo a The Associated Press que la cifra de fallecimientos por el huracán Dorian en el archipiélago se ha elevado a 20, y se prevé suba más.

Sands dijo el miércoles por la noche que 17 víctimas murieron en las Islas Ábaco y tres en Gran Bahama. Indicó que tres de las 20 fallecieron tras ser transportadas a un hospital en la cercana Nueva Providencia.
Señaló que no puede dar más detalles en este momento porque el gobierno aún está trabajando en contactar a los familiares.

El fuerte incremento en la cifra de muertes fue anunciado después de que los equipos de rescate se distribuyeron por ambas islas cuando el clima mejoró y las inundaciones mermaron. Dorian azotó las Islas Ábaco el domingo como una tormenta de categoría 5, y luego golpeó a Gran Bahama durante un día y medio ya en la categoría 4, dejando una devastación generalizada.

El huracán Dorian se fortaleció levemente mientras se dirige a la costa sureste de Georgia.

El Centro Nacional de Huracanes señaló que los vientos máximos sostenidos de la tormenta volvieron a subir a 175 kilómetros por hora (110 mph). Actualmente es un huracán de categoría 2 cuyo vórtice se ubica unos 245 kilómetros (150 millas) al sur de Charleston, Carolina del Sur. Dorian se mueve con dirección nor-noroeste a 13 km/h (8 mph).

Los meteorólogos señalaron que se emitieron avisos preventivos para Carolina del Norte y desde los límites con Virginia hasta Chincoteague, Virginia, y desde Cheseapeake Bay a Smith Point.

Dorian azotó el norte de las Bahamas a inicio de semana como una tormenta de categoría 5, el huracán más potente del que se tenga registro en impactar el archipiélago. Las autoridades reportaron al menos siete decesos, pero tienen pocas dudas de que la cifra aumentará en medio de escenas de destrucción total en algunas de las islas.

Las compañías de servicios públicos dijeron que el huracán Dorian podría dejar a cientos de miles de personas sin electricidad en el sureste de Estados Unidos mientras la tormenta avanza por la costa del océano Atlántico.