Asesinan de 15 disparos a migrante hondureño que fue deportado

Nelson Espinal un migrante hondureño que fue expulsado la semana pasada desde EE.UU, fue asesinado en un barrio de Tegucigalpa el pasado martes. El barrio donde vivía Nelson Espinal es controlado por la Mara Barrio 18, según versión de los vecinos. Espinal fue asesinado al recibir 15 disparos.

El joven de 28 años fue asesinado a pocas cuadras de su casa, cuando salió la noche del martes a comprar un hule para el cabello en una barbería. Fue interceptado por varios hombres, quienes procedieron a dispararle y luego huyeron del lugar.

Espinal trabajaba como albañil, constructor, pintor de casa y había planeado iniciar nuevamente el regreso a los Estados Unidos el próximo año. Los vecinos dijeron que Espinal era un joven servicial, amable y trabajador.

Nelson le había dicho a su hermana días antes de su muerte: “Yo me tengo que ir, si me quedo aquí me van a matar”, ya que sentía que su vida corría peligro.

Lo único que pide su madre Sara Matamoros es que la muerte de su hijo no quede impune.