El esfuerzo de Lidia López, una mujer luchadora que con su trabajo como aseadora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) dio frutos al lograr que su hija alcanzara estudios superiores, con la esperanza que triunfe y tenga un futuro digno.

López, desde 1996 labora en el departamento de Rectoría, donde le han reconocido sus esfuerzos; prometiéndole que el título llevará su marca y es que en las próximas graduaciones ella recibirá el galardón junto a su hija.

Su jornada de trabajo, de 7:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, dieron fruto; al ver cómo el rector Francisco Herrera firmaba el título de Sindy Madely Matute López, quien ahora es una licenciada en Administración de Empresas.

La progenitora se ha convertido en un ejemplo de vida y su historia es considerada un homenaje para todas las madres que se esfuerzan día a día por sacar adelante a sus hijos.

“Con luchas, con pruebas, con pobreza, pero gracias al Señor que estado ahí ayudándonos, gracias a él ella pudo obtener su título universitario”, dijo la ejemplar madre al ver el título.

Confirmó que fue su trabajo que le ayudó a sacar a mis hijos adelante, “todos mis hijos han salido adelante, gracias a Dios que me lo ha regalado”.