La cantante Ariana Grande presentó el lunes una demanda contra la compañía de ropa Forever 21 y la marca de belleza spin-off Riley Pse, alegando que robaron su nombre, imagen y propiedad intelectual para promocionar sus marcas.

El equipo legal argumenta que Forever 21 buscó un acuerdo de patrocinio a finales del 2018 y principios del 2019, pero el mismo no se concretó.

Son 30 imágenes y videos no autorizados que supuestamente publicó la compañía similares a lo que habían presentado con Grande.

La demanda incluye capturas de pantalla del Instagram de Forever 21 con peinado y ropa similar a los vistos en el video musical 7 Rings de Ariana Grande.

Forever 21 en comunicación con CNN dijo que no se referiría al litigio legal.