Argentino relata el proceso de voluntariado para la vacuna de Oxford

Argentino relata cómo fue el proceso de voluntariado para la vacuna de Oxford

La Universidad de Oxford asegura que la vacuna es segura y produce una fuerte respuesta inmune en el cuerpo humano.

Argentino relata cómo fue el proceso de voluntariado para la vacuna de Oxford. Imagen del primer voluntario argentino para la vacuna de Oxford. Facilitada por Radio Del Plata.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 22-07-2020.11:48 am.

El argentino Pablo Andrés Berra, un voluntario para las pruebas de la vacuna de Oxford, relató su experiencia tras ser sometido a la dosis que registró resultados prometedores.

Berra, de 54 años reside desde hace 12 años en Sudáfrica, donde fue sometido a las pruebas para determinar la efectividad del antídoto.

“Estoy rodeado de personas con coronavirus. Tengo vecinos y pacientes políticos con la enfermedad”, dijo el argentino al consultarle por qué decidió ser voluntario.

Al respecto, confesó que fue el miedo que lo impulsó ha contactar al laboratorio de la Universidad de Wittss.

“Durante algunas semanas estuve haciéndome estudios y al haber pasado todas las pruebas me dieron el sí para darme la vacuna”, dijo a Radio Del Plata.

PROCESO

 Sobre el proceso al que fue sometido indicó que se le aplicó una sola dosis, mientras que a otro grupo se les inyectó un placebo para analizar los resultados.

“Estamos en constante contacto vía Whatsapp con el laboratorio y tenemos que ir todas las semanas a extracción de sangre para ver si estamos generando los anticuerpios que ellos buscan que tengamos”, detalló el argentino voluntario.

Asimismo, se especificó que cada paciente debe completar todos los días una planilla notificando si tienen o no diferentes síntomas.

En ese sentido, indicó que él hasta el momento no ha presentado ningún síntoma.

“El laboratorio está muy contento con el resultado que se van dando en Inglaterra. Ellos creen que para febrero del año que viene va estar disponible”, agregó el ciudadano argentino.

OXFORD

Por su parte, la Universidad de Oxford asegura que la vacuna es segura y produce una fuerte respuesta inmune en el cuerpo humano.

“Los participantes que recibieron la vacuna tenían anticuerpos neutralizantes detectables, que han sido sugeridos por los investigadores como importantes para la protección”, cita el reporte científico.