Aparece maestra que supuestamente estaba “secuestrada”

san-francisco

Cuando todo mundo creía que estaba secuestrada, felizmente la profesora Martha Cartagena, del instituto Superación San Francisco, en la colonia del mismo nombre, en Comayagüela, regresó a sus labores, dando gracias a Dios.

“Un ángel me tiene de regreso y le agradezco a todas las personas que se preocuparon por mí”, relató la docente al tiempo de pedir disculpas por haber causado preocupación con su desaparición.

Explicó, no, en ningún momento estuve secuestrada, que solo fue una confusión.

“Nosotros con mi esposo salimos todos los días en la mañana para el trabajo, él ese día me dejó en un lugar cercano al trabajo, en ese momento yo me quedé ahí y él se fue para el trabajo”.

Sin embargo me quedé esperando el trasporte y de repente me mareé y unas personas me auxiliaron”.

Esas personas la llevaron a una clínica porque la presión la andaba a más de 200 con la mitad de su cuerpo adormecido y en ese momento no podía llamar a nadie.

No obstante, su esposo comenzó a buscarla por todo lado incluso hasta en la Morgue del Ministerio Publico, “y como yo no me podía comunicar con él se preocupó y pensó lo peor, creyó que me habían secuestrado”.

A los dos días ella pudo comunicarse con él, pero ya se encontraba hospitalizada en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), mientras se había hecho la alarma de que estaba secuestrada y se creía que eran los mareros.

La desaparición de la profesora ocurrió en un momento que el Instituto Superación San Francisco se encontraba en un ambiente de zozobra por supuestas amenazas de mareros, estaban llorando a dos alumnos que habían aparecido desmembrados y las clases habían sido suspendidas porque los padres de familia fueron a traer sus hijos por temor a que les fuera a pasar algo malo.

En ese sentido la profesora Cartagena indicó que “todo se prestó para pensar lo peor por ese caos que se había generado en el colegio pero gracias a Dios aquí estamos de regreso”.

De su lado el director de ese centro educativo, José Henrique Suárez, manifestó que afortunadamente se han calmado las tensiones con una semana muy apretada, y lo mejor es que ya tienen de regreso a la profesora Martha Cartagena.

“Hemos tenido una semana muy apretada, el nerviosismo imperaba y era terrible el ambiente que se estaba viviendo”, señaló al tiempo de decir los padres de familia están yendo a dejar sus hijos al colegio y eso es bueno.

Añadió que “hoy tenemos la gran alegría de tener con nosotros a la profesora Martha que tanto nos tenía preocupados, pero gracias a Dios que la protegió porque el ángel de Jehová cuida a los que le temen”.

Suárez dijo que después de haber vivido estos días civilices, esperan que vuelva la calma con la protección de Jesucristo.