Antes de morir, Khashoggi pidió a sus asesinos no asfixiarlo

ANKARA, Turquía (AP) — Las últimas palabras del asesinado periodista saudí Jamal Khashoggi fueron para rogar a sus asesinos que no le cubrieran la boca porque sufría de asma y podía asfixiarse, informó un periódico turco.

El periódico Sabah publicó esta semana nuevos extractos de una grabación de la conversación que tuvo Khashoggi con miembros de un escuadrón saudí enviado para matarlo. El diario dijo que la grabación del espeluznante asesinato y desmembramiento de Khashoggi, ocurrido el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí en Estambul, fue obtenida por la agencia de inteligencia de Turquía.

Según la transcripción publicada, un miembro del escuadrón le dijo a Khashoggi que debía regresar a Riad por órdenes de la Interpol.

También se escucha a un hombre intentando obligar a Khashoggi a enviarle a su hijo un mensaje diciéndole que no se preocupara si no tenía noticias suyas.