p197u2b27d4fl1kuk52l10i4116f3

Tras una serie de asesinatos ejecutados por la policía contra hombres afrodecendientes desarmados, Estados Unidos reconoce ante un panel de la ONU que debe de esforzarse por combatir la brutalidad policial.

James Cadgan, funcionario de la sección de derechos civiles del Departamento de Justicia, dijo hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra que las muertes ejecutadas por la policía han “obligado a mejorar y trabajar mas para progresar”.

“Debemos volver a dedicarnos a garantizar que nuestras leyes de derechos civiles cumplan su cometido.”