Amor de madre: Con disfraces y pistola persiguió y capturó a los asesinos de su hija

Amor de madre: Con disfraces y pistola persiguió y capturó a los asesinos de su hija

Se cortó el pelo, se tiñó y disfrazó de encuestadora, trabajadora de l salud y funcionaria electoral para conocer los nombres y direcciones de los criminales.

Con disfraces y pistola persiguió y capturó a los asesinos de su hija Fotografías cortesía, Vía Redes Sociales. / Twitter @elgritomas).
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 14-12-2020.11:21 am.

México.- Miriam Rodríguez, es la madre que demostró que el amor todo lo puede. Con disfraces y pistola se dio a la tarea de perseguir y lograr la captura de los asesinos de su hija.

La historia fue publicada en The New York Times con el título: ‘Acechó a los asesinos de su hija por todo México, uno a uno’, escrito por el periodista Azam Ahmed.

En la historia se destaca que la madre desde el 2014 al 2017 se dedicó a perseguir a los asesinos de su hija de 20 años de edad utilizando disfraces y pistola.

La joven fue secuestrada y se exigía un rescate a cambio de su vida, pero los criminales le quitaron la vida. La mitad de los delincuentes se encuentran en la cárcel gracias al esfuerzo de Miriam.

‘Se cortó el pelo, se tiñó y disfrazó de encuestadora, trabajadora de salud y funcionaria electoral para conocer los nombres y direcciones’ de los criminales, relata el medio de comunicación internacional.

Con su astucia, impulsada por la sed de justicia y el amor de una madre, Rodríguez además de los disfraces y pistola se armó de valentía para visitar a las familias de los asesinos.

‘Escribió todo y lo metió en su maletín negro de la computadora, construyendo  su investigación y rastreándolos, uno por uno’.

El reportaje narra como la activista mexicana detuvo a un florista, miembro del cártel de los Zetas, que había participado en la muerte de su hija.

‘Si te mueves, disparo’, dijo con aplomo Miriam Rodríguez; logrando inmovilizarlo hasta que llegó la policía para su captura.

La valentía de Miriam con sus disfraces y pistola logró dar aprehensión a diez implicados en el crimen de su hija de 20 años de edad.

Pero su osadía y el conocido activismo en su país fue apagado cuando criminales lograron asesinarla el 10 de mayo del 2017. Pedir protección al gobierno de México fue inútil, quedó indefensa ante sus asesinos.

“Su muerte dio forma a la impunidad que tuerce la vida cotidiana en México, y el gobierno se apresuró a reaccionar. A los pocos meses, arrestó a dos de los culpables y mató a otro en un tiroteo”, agrega el reportaje sobre la hazaña de la madre que logró hacer justicia.

La localidad de San Fernando, de donde eran oriundas las víctimas rindieron tributo a la valentía de Rodríguez colocando una placa de honor en la plaza municipal.