AMLO impulsará “Plan Marshall” para caravana de migrantes

Manuel López Obrador quien el próximo sábado 1 de diciembre tomará posesión de su cargo como presidente de México,  impulsará un proyecto que beneficiará a la caravana de migrantes que se encuentra en territorio mexicano con intención de cruzar hacia los Estados Unidos.

Obrador negoció con Estados Unidos el “Plan Marshall” para Centroamérica ante la preocupación por el estallido de un fenómeno que no tiene freno y que puede convertirse en un problema para la seguridad interna del país.

“Plan Marshall”, será implementado con la idea de lograr un cambio en el modelo con el objetivo de profundizar la inversión en varios lugares del país, incrementando a su vez la ayuda con los países del triángulo norte de Centroamérica y poder de agilizar los trámites migratorios con el apoyo de los Estados Unidos.

Además, el nuevo modelo tendrá dos vertientes la interna que tiene que ver con las denominadas “cortinas de desarrollo” que el gobierno enarbolará desde Chiapas en el sur del país en las zonas más atrasada de la ciudad donde se hará una compra 20.000 millones de dólares en el sexenio de la inversión privada.

Su trabajo en este modelo será en Chiapas, en el futuro, en el mismo país, en el mismo lugar. Se trata de construir el llamado tren maya una vía férrea de 1.500 kilómetros que recorrerá Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, una línea férrea que conectará el Pacífico (Oaxaca) con el Atlántico (Veracruz).

En el plan también existe una visión externa que es flexibilizar los trámites migratorios “visas humanitarias” con la duración de 1 año y así el migrante centroamericano que quiera optar a esta opción podrá obtener los permisos o el visado de trabajo. Los migrantes se mantendrán en los albergues, pero al tener un sueldo fijo se podrán trasladara a viviendas propias, una acción similar al  plan aplicado a los haitianos en Brasil.

Se estima que este nuevo proyecto tiene como meta que el acuerdo esté cerrado a más tardar en mayo, que se den resultados tangibles en 2020.

La iniciativa Mérida y el Plan Frontera Sur está en peligro porque el objetivo del Plan Marshall  es abrir nuevas posibilidades para los miles de migrantes que intentan llegar a Estados Unidos a cumplir el sueño americano.