La persecución del régimen de Juan Orlando Hernández tras participar en acciones de protesta, obligó al joven universitario Darwin Sánchez a huir de Honduras rumbo a Alemania.

El estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) en Choluteca, liberaba las manifestaciones en el centro regional del sur.

Tras conocer que la intención de la administración orlandista era aprisionarlo, huyó junto a su familia hacia Alemania, donde solicitó asilo.

El joven decidió huir al enterarse que se le acusada por el delito de detentación de un bien público, con penas de hasta 30 años de prisión.

“Nosotros como familia hemos decidido venir a Alemania porque creemos que respetan los derechos humanos y nos atenderán”, dijo el estudiante al presentar la solicitud.

Alemana, respondió a través de un abogado, negando el asilo que le impediría vivir en la nación libremente.

Darwin Sánchez, anunció que apelará la decisión de Alemania con la esperanza de demostrar que el gobierno orlandista pretende violarle sus derechos.

La organización Amnistía Internacional (AI) entregó este viernes un informe, en el cual revela que gritar Fuera JOH y exigir un cambio en Honduras puede pagarse caro.