El alcalde la capital, Nasry Tito Asfura, sigue ordenando que se continúe la demolición de los bordillos del Trans 450.

La millonaria obra que se diseñó para la circulación de los buses en la capital, en lugar de ir avanzando, va retrocediendo, donde los bordillos y hasta carriles se han ido reconstruyendo y abrirles el paso a los vehículos particulares, en lugar de verlo funcionar con los buses, tal como fue diseñado.

Ahora por orden de Tito Asfura, se ha pasado a demoler los bordillos del Bulevar Centroamérica, según, para aliviar el tráfico vehícular en una obra millonaria que fue diseñada para otro motivo.

Según Zablah, titular de la dirección de Infraestructura Vial de la Capital, los capitalinos verán esta y más destrucciones de bordillos y carriles, hasta que inicien las operaciones del Trans, que será a mediados del 2018.

Zablah argumentó que estas acciones se dan para aliviar el tráfico vehícular, aunque eso incurra destruir una obra millonaria para luego volver a construirla, cuando por fin se ponga a funcionar el Trans.