Jaime Rodríguez, apoderado legal de varios restaurantes chinos en Honduras, denunció el día de hoy que el escándalo de hace una semana atrás sobre la supuesta carne de perro, ha provocado el cierre de al menos 20 restaurantes chinos.

La comunidad china en Honduras denunció el pasado martes ante el MP una supuesta campaña xenófoba en Honduras, al informar que la Fiscalía no recibió ningún informe procedente de El Salvador que compruebe que la carne decomisada es de perro. 

Hung Pacheco, presidente de la Cámara de Comercio Honduras-China, sostuvo que la Fiscalía hondureña aún no se pronuncia sobre la carne decomisada y tampoco les han informado acerca del presunto informe.

El día de hoy se conoció que el informe ya está en el despacho del Fiscal General, Óscar Chinchilla.