Las redes sociales han descubierto que los supuestos padres de familia que exigían clases en algunos centros educativos son activistas nacionalistas.

Fotografías y videos, de los manifestantes sin ningún argumento para defender su lucha son algunas de las pruebas que cibernautas han publicado.

Uno de los ejemplos claros es un seguidor del Partido Nacional que se aposteó en una de las escuelas para gritar: “Queremos clases”.

Imágenes de uno de los protestantes con Juan Orlando Hernández, delataban el trasfondo de las acciones en contra de los docentes.