Familiares de una pequeña hondureña de 3 años de edad denunciaron que un agente fronterizo obligó a la menor a decidir cuál de sus padres sería deportado a México, tras solicitar asilo en los Estados Unidos (EEUU).

De acuerdo con el relato de los afectados, el uniformado se dirigió a la menor y le preguntó: ¿A quién quería a su mamá o a su papá?

La menor como está más apegada con la progenitora, eligió a la fémina; pero al ver que su padre era llevado por los agentes empezó a llorar.

En respuesta el policía fronterizo le consultó a la menor que por qué había dicho con mamá y lloraba por su papá.

El oficial finalmente se llevó al padres a pesar del llanto de la niña hondureña que tiene problemas en el corazón y precisa de una operación.

Personal médico tuvo que interceder por la familia, logrando que estuvieran unidos para su proceso de asilo.