Adolescente de 13 años abusada por años muere por complicaciones en su embarazo

Adolescente de 13 años abusada por años muere por complicaciones en su embarazo

El agresor sexual fue identificado como Francinaldo Moraes, quien debe responder por el delito de pedofilia. 

Adolescente de 13 años abusada por años muere por complicaciones en su embarazo. Fotografías facilitadas por Facebook. / Vía RedeTV.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 30-10-2020.3:13 pm.

Una adolescente de 13 años de edad murió por complicaciones en el embarazo producto de una violación por más de dos años en la región de Pará en Brasil, generando indignación en el país. 

 

Según el reporte policial, desde los 12 años la menor con el consentimiento de los padres sostenía una relación con un hombre de 41 años que está siendo buscado por las autoridades. 

 

El agresor sexual fue identificado como Francinaldo Moraes, quien debe responder por el delito de pedofilia ante la justicia brasileña y quien abusó de la pequeña desde los 9 años hasta los 13 años, informó ReveTV

 

El Consejo de Policía Civil y Tutela confirmó que Moraes tenía una relación con la pequeña desde hace cuatro años y desde el 2019 con el consentimiento de sus progenitores. 

 

La situación vulnerable de la menor se descubrió cuando llegó al hospital por complicaciones en el embarazo de 31 semanas, obligándolos a internarla en un centro de asistencia público. 

 

Médicos indicaron que la niña de 13 años de edad presentaba fiebre, dolor de cabeza y otra sintomatología parecida a la del Covid-19 que la mantuvo por varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 

 

Los galenos revelaron que al momento del ingreso dos personas que la acompañaban se identificaron como sus abuelos, pero no dieron su identificación, despertando sospechas.

 

Según los doctores cuando se le consultó a la menor por sus parientes dijo estar casada con Francinaldo. En las redes sociales se encontraron fotografías del hombre y de la adolescentes.

 

Tras su muerte inició la investigación, logrando encontrar a los padres biológicos de la pequeña. De ser encontrado culpable, el hombre enfrentaría una condena de hasta 15 años de prisión.