Donald Trump organizaba fiestas llenas de cocaína y sexo con menores de edad en el Hotel Plaza, de acuerdo a un nuevo informe.

Dos hombres que asistieron a esas fiestas dieron que el candidato republicano las organiza con regularidad en las suites del hotel de lujo de Manhattan entre 1988 y 1995, cuando le pertenecía.

Según el testigo, Trump, que en ese tiempo estaba casado con su segunda esposa Marla Maples, nunca probó la cocaína en las fiestas, pero afirmó que si tuvo relaciones sexuales con las modelos menores de edad.

un fotógrafo de moda con sede en Nueva York, dijo a Daily Beast que mientras que unos huéspedes inhalaban cocaína y bebían, Trump mantenía sexo “como un loco”.

“No se podía fumar, Trump no lo permitía, pero iba de una habitación a otra, donde había hombres con chicas más jóvenes sexo, mucho sexo, una gran cantidad de cocaína, bebidas de alta calidad”, agregó.

Andy Lucchesi, un modelo que solía ayudar a organizar las fiestas de Trump, confirmó algunas de las declaraciones, pero se limitó a decir que las modelos parecían de 14 a 24 años de edad.

Afirmó que si bien Trump nunca tomó drogas, si tenía mucho sexo en las fiestas.