El segundo día del juicio contra Joaquín “Chapo” Guzmán, salió a la luz un nuevo elemento que involucra a un presidente de Honduras que habría recibido sobornos por parte del capo mas famoso del mundo.

El abogado defensor del capo, Jeffrey Lichtman, reveló que un ex socio de su cliente, el narco colombiano, Cesar Gastelum Serrano, que trabajo con el cartel de Sinaloa, soborno a candidatos presidenciales en Guatemala, a un presidente de Honduras y a ex funcionarios hondureños que no identificó.

“El presidente de Honduras fue coimeado por un testigo que copera con Estados Unidos”, exclamo Litchman.

Litchamn asegura que este testigo mató a un fiscal de Honduras y estuvo involucrado en un plan para matar a un expresidente de ese país.

Por su parte la fiscalía de EEUU, pidió al juez Brian Cogan desestime las declaraciones del abogado del Chapo Jeffrey Lichtman sobre los supuestos sobornos recibidos por el actual presidente de México Enrique Peña Nieto y su antecesor Felipe Calderón por parte del socio del Chapo, Ismael “Mayo” Zambada.

El juez se opuso a esa medida tan tajante, pero advirtió a Lichtman que esta explosiva acusación lanzada por este abogado, son irrelevantes “si no están vinculados al acusado”.

El juez Cogan también aclaró al jurado que los argumentos iniciales de ambas partes no son evidencia, y que a la hora de decidir su veredicto deben determinar si el acusado es culpable más allá de toda duda razonable.

El Chapo, extraditado a Estados Unidos hace 22 meses, es acusado de enviar más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos a lo largo de 25 años. Si es hallado culpable podría ser condenado a cadena perpetua.