INDONESIA. El número de victimas después del tsunami y el terremoto que golpearon el viernes la isla de Celebes (Indonesia) ha ascendido a un aproximado de 1,203 personas, tras el hallazgo de nuevas victimas que fueron encontradas en los escombros de la destruida ciudad de Palu.

Insan Nurrohman, vicepresidente del Equipo de Acción Rápida (ACT), informó que “El número de muertos ha alcanzado los 1,203”. La mayoría de las victimas se registraron en Palu una ciudad de 350,00 habitantes, específicamente en el barrio de Petobo que fue reducido a escombros por el tsunami, en total se contabilizan 700 victimas.

El director del programa reconocido mundialmente Save The Children, Tom Howells, señaló que el acceso a las zonas afectadas es un “gran problema” y esto hace mas complicados los rescates. Howells agregó que: “Las organizaciones de ayuda y las autoridades locales se esfuerzan por alcanzar varias comunidades alrededor de Donggala, donde prevé que habrá grandes daños materiales y posibles pérdidas humanas a gran escala”.

Tras la desgracia, la gente buscaba un lugar donde cobijarse, comida y asistencia médica. Las filas para obtener agua potable y fideos instantáneos eran enormes, los hospitales no daban abasto con la llegada de victimas y muchos heridos tenían que ser atendidos al aire libre. Los socorristas buscaban sobrevivientes entre los escombros de los edificios destruidos de un hotel. Muchos habitantes de la ciudad durmieron en campos de fútbol o en refugios improvisados, construido con bambú, por temor a las réplicas del terremoto.

Joko Widodo, presidente indonesio, arribó el domingo por la mañana a Palu y se dirigió a las tropas desplegadas en la zona para la búsqueda de supervivientes “Les pido que se preparen para trabajar día y noche y proceder a la evacuación”

La agencia de gestión de desastres estimó que había 71 extranjeros en Palu cuando se produjo el terremoto, la mayoría están a salvo.