En los próximos tres años, 240,000 nicaragüenses contarán con el servicio de agua potable por primera vez, gracias a una inversión de US$343 millones que han colocado organismos internacionales y el Gobierno de Nicaragua.

En total, la primera fase del Programa Integral Sectorial de Agua y Saneamiento Humano (Pisash) beneficiará a 600,000 personas de 19 ciudades.

La iniciativa también dotará de alcantarillado sanitario mejorado a unas 235,000 habitantes, previéndose 170,000 usuarias y usuarios nuevos.

“El programa cuenta con un fondo global de US$343 millones para obras de agua potable y saneamiento en 19 ciudades”, destaca un comunicado de la Unión Europea (UE).

Zonas beneficiadas

Entre las ciudades beneficiadas figuran Acoyapa, Bilwi, Bluefields, Camoapa, Cárdenas, Chichigalpa, Chinandega, Condega, El Rama, Jalapa, La Trinidad, Larreynaga, Masaya, Nandaime, Nueva Guinea, Rivas, San Carlos, Santo Tomás y Managua.

Nicaragua tiene una de las tasas más altas de crecimiento poblacional de América Latina y no ofrece suficientes servicios básicos de abastecimiento de agua potable y saneamiento a su población, de acuerdo con la UE.

En las zonas rurales, el 31.2% de la población no tiene acceso al servicio de agua potable y 30.1% no goza de acceso a instalaciones adecuadas para la evacuación y disposición de excretas.

Mientras, en las zonas urbanas el 98% cuenta con servicio de agua potable, pero tienen que soportar continuos cortes del servicio y el 90% goza del servicio de alcantarillado sanitario.

Avances

A la fecha, según datos proporcionados por la UE, en este país ya se contabilizan avances importantes en ciudades como Chinandega, Chichigalpa, Jalapa, Masaya, Santo Tomás, Acoyapa, San Carlos, Malpaisillo y Bilwi, que engloban una inversión de US$110 millones.

“Entre los proyectos más destacados del Pisash por su complejidad logística están las obras de agua potable y saneamiento para la ciudad de Bluefields, con una inversión de US$22 millones; y de la ciudad de Bilwi, con un financiamiento de US$40 millones (incluyendo US$10 millones en tuberías y accesorios). Estas obras se realizan con el aporte de la Agencia Española para la Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y la UE.

Este programa sectorial del Gobierno de Nicaragua plantea mejorar la cobertura del agua potable y saneamiento en términos de cantidad y calidad.

Gracias a esta primera etapa del Pisash quedará lista una cartera de proyectos de agua potable y saneamiento para una segunda fase, que beneficiaría a 17 ciudades adicionales donde habitan alrededor de 470,000 personas.

Trabajo conjunto

Este esfuerzo lo impulsan en conjunto el Gobierno de Nicaragua,  a través de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Enacal, y el aporte técnico y financiero de la cooperación española a través de la Aecid y la UE (mediante el mecanismo de Facilidad de inversión en América Latina), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y préstamos del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Europeo de Inversión (BEI).