Inicio / Noticias / Confesiones de narco ponen a temblar al gobierno de Honduras

Confesiones de narco ponen a temblar al gobierno de Honduras

Un excapo del narcotráfico de Honduras pone a temblar el gobierno del Partido Nacional. Rivera Maradiaga ex miembro de la banda “Los Cachiros” confesó el jueves ante una corte de Nueva York que el hermano del presidente Juan Orlando Hernández pidió un soborno a cambio de gestiones para saldar una deuda del gobierno con el cartel.

Lea También: Hay referencias a JOH en las declaraciones del “Cachiro”

Devis Leonel Rivera Madariaga, exjefe de la banda Los Cachiros y preso en Estados Unidos, dijo que se reunió con el diputado Antonio “Tony” Hernández mientras cooperaba con la agencia antidrogas estadounidense, la DEA.

Aunque no precisó la fecha, esta cooperación se dio entre 2013 y fines de 2015, cuando Rivera se entregó a la justicia estadounidense.

– Soborno –

Rivera Madariaga, que se ha declarado culpable de causar la muerte de 78 personas y varios otros delitos, dijo que Tony Hernández prometió ayudarles a cobrar un dinero que el gobierno de Honduras debía a Inrimar, una empresa creada por el cartel para obtener contratos del gobierno y así lavar dinero sucio.

El hermano del presidente Hernández dijo “que él iba a conseguir que las finanzas del gobierno pagaran a Inrimar”, precisó el excapo en el marco del proceso de Fabio Lobo, hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014) acusado de conspirar para enviar cocaína a Estados Unidos.

“¿Qué le ofreció a Tony Hernández a cambio?”, le preguntó el fiscal Emil Bové. “El soborno”, respondió Rivera Madariaga, sin dar más detalles.

El excapo, testigo del gobierno en el caso contra Fabio Lobo, dijo al fiscal Emil Bové que grabó la reunión con Hernández y entregó la grabación a la DEA.

La semana pasada, Rivera Madariaga sacudió a Honduras al asegurar en el mismo tribunal que el expresidente Lobo, el actual ministro de Seguridad Julián Pacheco Tinoco, dos diputados y un alcalde también estuvieron involucrados en el narcotráfico, protegiendo al cartel a cambio de sobornos. Todos han negado tajantemente las acusaciones.

Antonio Hernández ya había sido vinculado por un alto militar hondureño al narcotráfico y al presunto intento de asesinato del embajador estadounidense en Honduras, James Nealon, el año pasado.

Un capitán de las Fuerzas Armadas, Santos Rodríguez Orellana, dijo en octubre que la DEA lo vinculó a él y al diputado Antonio Hernández a un complot para matar a Nealon.

Tanto Rodríguez Orellana como Antonio Hernández negaron las acusaciones. Hernández viajó a Miami a declarar junto a su abogado, y luego regresó a Honduras.

El presidente Hernández declaró entonces que no defendería a su hermano si resultaba involucrado en narcotráfico porque “en este país nadie está por encima de la ley”.

El abogado de Fabio Lobo, Manuel Retureta, pidió a la jueza Lorna Schofield que todo el testimonio de Rivera sea desestimado porque “ataca al actual presidente, ataca a su familia sin pruebas”, pero la jueza no accedió a su pedido y dijo que era relevante para el caso.

– ¿”Quién se creen que soy?” –

El exjefe de Los Cachiros contó asimismo que en junio de 2014, Fabio Lobo presentó en una reunión al general Pacheco a dos supuestos narcos que en realidad eran un agente de la DEA encubierto, Sandalio González, y un mexicano que trabajaba para la DEA. La reunión fue grabada.

La idea era que Pacheco -entonces asesor de seguridad del gobierno de Porfirio Lobo- les ayudara a proteger un cargamento de droga que llegaba desde Venezuela por mar.

Pero según los abogados que Pacheco acaba de contratar en Nueva York, el general les dijo “que se fueran al diablo”.

“Pacheco no ha hecho nada malo”, dijo su abogado Daniel DeMaria al finalizar la audiencia en el sur de Manhattan. “Los echó a patadas de su oficina, les dijo ‘¿pero quién diablos se piensan que soy?’”, según DeMaria.

El exjefe narco aseguró que Fabio Lobo “ya era un miembro de Los Cachiros” porque su padre en 2009 lo asignó “como seguridad de la banda”, como “interlocutor”.

– La familia en EEUU –

Retureta, el abogado de Fabio Lobo, cuestionó que la familia del exjefe de Los Cachiros -su padre, su madre, su hermana y uno de sus hermanos- residan en Estados Unidos y estén libres aunque estaban en una lista negra de la OFAC, la oficina de control de activos extranjeros del Tesoro estadounidense.

“Yo contraté un abogado privado de migración para que trajera mi familia para acá, para Estados Unidos”, dijo Rivera, que aún no ha sido sentenciado y enfrenta una condena mínima de cadena perpetua más 30 años. Debido a su colaboración, la jueza puede aliviar su pena.

Retureta le preguntó si traer a su familia a Estados Unidos fue un “beneficio” obtenido a cambio de colaborar con el gobierno estadounidense, pero Rivera evadió la pregunta.

Javier Rivera, otro de los hermanos de Devis Rivera, está preso tras entregarse a la DEA y colaborar con ella.

La sentencia de Fabio Lobo fue fijada para el 30 de mayo. Enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel a cadena perpetua.(AFP).

 

Revisa También

Dirigentes de bases del Partido Liberal se suman a la Alianza

El dirigente liberal Óscar Oquelí al igual que un grupo de liberales de todo el …

There are no comments yet